+34 966 26 30 27 executive@doeua.es
Herramientas para el desarrollo del Cuadro de Mando Integral | Programa Superior en Control de Gestión | PCG

El Cuadro de Mando Integral es una herramienta que permite seguir de manera muy visual la estrategia.

En sus inicios se constituyó como un sistema de evaluación del desempeño empresarial y actualmente se ha convertido en una pieza esencial del sistema estratégico de las empresas, ya que puede ser utilizado para definir con mayor rigor los objetivos que guían hacia la supervivencia y desarrollo de cualquier organización.

Permite además, a través de la recogida de información, expresar la estrategia en un conjunto de indicadores.

Podemos destacar tres características que presenta el Cuadro de Mando Integral (CMI), como son: comunicación, influencia y control.

Comunicación en el sentido en que clarifica la estrategia de la compañía. Influencia, respecto a que a través del alineamiento de los servicios y las unidades de negocio podemos influir en la estrategia para la ejecución de la misma. Control, enfocado al seguimiento de variables de tipo operativo dentro de la empresa.

A la hora de elaborar, desarrollar e implantar el CMI podemos seguir una secuencia que podría ser la que a continuación detallamos:

  1. Análisis interno y externo de la empresa, con la finalidad de visualizar el escenario sobre el que va a tener que moverse la organización.
  2. Misión. Si previamente hemos identificado los factores clave de éxito de nuestra compañía más fácil resultará saber cual es nuestra propuesta de valor y lo que nos diferencia frente a otras organizaciones.
  3. Estrategia. EL CMI traduce la estrategia en un conjunto coherente de indicadores.
  4. Objetivos Corporativos. Establecer los distintos tipos, tener capacidad para su coordinación y alinearlos con la estrategia.
  5. Control del CMI.
  6. Decisiones en base a desviaciones.
  7. Rediseño del CMI.

Cabe destacar, que es de especial relevancia realizar un análisis estratégico de la compañía y reflexionar para entender la situación actual de la misma.

Herramientas como el Análisis PEST (EL), Análisis DAFO, Matriz Boston Consulting Group,  Análisis PORTER y el Modelo de las 7S de McKinsey nos pueden ser de utilidad y nos proporcionan mucha información.

¿Qué ventajas nos proporciona cada una de estas herramientas?

  • El Análisis PEST (EL), facilita la investigación y ayuda a la compañía a definir su entorno a través de factores Políticos, Económicos, Sociales y Tecnológicos. Simplifica la descripción en detalle del contexto en el que operará la organización.
  • El Análisis DAFO, permite identificar Debilidades y Fortalezas desde un plano interno, así como Oportunidades y Amenazas desde un enfoque externo.
  • La Matriz Boston Consulting Group, permite identificar en qué unidades de negocio invertir y cuales son preferibles dejar de lado, en función del producto de la empresa, de su participación en el mercado y de su tasa de crecimiento.
  • Con el Análisis Porter, podemos evaluar factores como la Rivalidad entre competidores, Poder de negociación de los proveedores, Poder de negociación de los consumidores, Amenaza de ingreso de productos sustitutos, Amenaza de entrada de nuevos competidores.
  • El modelo de las 7S de McKinsey, resulta muy útil para promover el cambio, ya que tiene en cuenta factores como Estrategia, Sistemas, Estructura, Valores, Estilo, Personal y Habilidades.

Si queremos entender la coherencia entre los objetivos estratégicos y visualizar de forma gráfica la estrategia, una de las herramientas que nos puede ayudar es el Mapa Estratégico. Es una completa representación visual, que describe el proceso de creación de valor a través de una serie de relaciones de causa y efecto entre los objetivos de las cuatro perspectivas del CMI.

Cuando hacemos referencia a estas cuatro perspectivas nos estamos refiriendo a la perspectiva financiera, la perspectiva del cliente, la perspectiva de los procesos y la perspectiva de aprendizaje y crecimiento.

Todo esto conlleva desde la descripción de resultados tangibles a través del uso de indicadores conocidos, hasta la identificación de los sistemas de información y/o los puestos de trabajo. Y todo ello, pasando también por establecer indicadores que diferencien a la compañía e identificar claramente los procesos clave.

Un mapa estratégico representa cómo la organización crea valor.

Resulta una gran herramienta de comunicación que hace posible el conocimiento de la estrategia por parte de todas las personas que forman parte de la organización.

A los directivos les permite visualizar de manera rápida en qué aspectos de la estrategia están obteniendo éxito y en cuáles no.

Cabe destacar, que es primordial que los datos estén continuamente alimentando el mapa y el CMI para que esté actualizado.

A través de la sesión de Cuadro de Mando Integral, en el Programa Superior en Control de Gestión, de la Fundación Empresa Universidad de Alicante, además de conocer la importancia de los Mapas Estratégicos a la hora de describir la estrategia, aprendemos que el Cuadro de Mando Integral no es sólo la representación gráfica de unos KPI’s, sino que es una herramienta que va más allá y nos permite llevar el seguimiento de los objetivos estratégicos.

Si te interesa ampliar tus conocimientos en este campo, contacta con nosotros. Te informaremos de todos los Programas que facilitarán tu crecimiento profesional. Aprenderás a tomar decisiones que marcarán tu futuro y el de tu entorno, y formarás parte de el Club de las Buenas Decisiones.

Todavía no hay ningun comentario. ¡Puedes ser el primero en dejarnos un comentario!

Enviar tu comentario:

Tu email no será publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.