+34 966 26 30 27 +34 654 399 796
¿Es justo que una empresa me descarte en un empleo por lo que publico en mis redes sociales? | Laura Mateo Catalán | Máster en Dirección y Gestión de Empresas | Universidad de Alicante | MDE
foto de grupo selfie en redes sociales

Las redes sociales y su uso se han convertido en una realidad cotidiana que una gran mayoría de personas han integrado en su día a día. Aunque nacieron como un espacio de ocio y comunicación, en mayor parte con personas de nuestro círculo, compañeros y amigos, han evolucionado de forma que han crecido en uso y también en su uso por las empresas, en múltiples formas. Y en estas formas también, como no podía ser de otra forma, han pasado a utilizarse y ser esenciales para muchos de los departamentos de recursos humanos que buscan candidatos y que intentan tomar las mejores decisiones a la hora de incorporar nuevas personas a sus departamentos y empresas.

No pocas veces ha surgido el debate sobre si es justo o incluso ético que las empresas tomen los datos que los usuarios comparten en redes sociales (datos esencialmente personales, por otra parte) para tomar decisiones que pueden afectar a la vida profesional de dichos usuarios.

Lo cierto es que, en el momento actual, el límite entre la vida personal y profesional cada vez está más difuso, en parte causado precisamente por estos medios y por las propias características que de los equipos están demandando las organizaciones, por ejemplo.

Estamos acostumbrados a ver, en muchas ocasiones, de una forma más clara y directa, más las amenazas sobre las oportunidades que algo puede significar. Lo que ocurre es que, sea justo o no, es una realidad que las empresas, cada vez más, usan estos medios y la información que pueden extraer a partir de ellos, para tomar decisiones (para bien y para mal), para localizar talento y dar con la persona perfecta para que se integre en sus organizaciones.

Os propongo analizar algunos datos que seguro que os interesarán al respecto en estos siguientes puntos:

Es una realidad

Lo dicho, sea justo o no, es una realidad que hemos de asumir.

Según un reciente estudio de Infojobs, en la actualidad, un 51% de las empresas buscan a los candidatos que optan a un puesto de trabajo en internet, y hasta un 22% de las mismas confiesan haber descartado a alguno de estos candidatos por lo que han visto en sus redes.

Durante este artículo veremos algunas pautas que te ayudarán a usar las redes de forma adecuada y conseguir que esto sea una oportunidad más que una amenaza.

Por qué descartan las empresas

Lo más instantáneo que siempre me encuentro cuando pregunto en formaciones sobre búsqueda de empleo en redes sociales sobre qué causas pueden hacer que me descarten es, sobre todo, fotos inadecuadas. Tenemos muy claro que nos puede perjudicar tener fotos de “fiesta” inadecuadas por redes sociales. Y, aunque este puede ser un motivo, no es el más importante.

Según las empresas, el motivo fundamental tiene más que ver con que se realicen comentarios inadecuados que incluyan violencia o discriminación.

Es una herramienta útil

Y no sólo para las empresas. Si se usa de forma adecuada, también para los candidatos o para aquellas personas que están buscando empleo.

Desde encontrar ofertas de trabajo hasta investigar sobre la empresa en la que estamos en proceso, pasando por conseguir crear y posicionar nuestra marca personal gracias a estas redes sociales y a internet.

No sólo las empresas “investigan” a los candidatos sino que éstos también, hasta en un 81%, se preparan conociendo a las empresas o incluso descartan trabajar en algunas de ellas por lo que ven en redes sociales, por ejemplo.

Mira la oportunidad más que la amenaza

Si nos centramos en que las empresas van a ver algo negativo sobre los candidatos y los van a descartar nos estamos quedando, únicamente, en la parte de amenaza. Pero estas herramientas están llenas de oportunidades, si las sabemos ver y utilizar.

También, cada vez más, las empresas localizan el talento que necesitan gracias a las redes sociales, incluso en perfiles que no están en búsqueda activa de empleo.

Internet y las redes sociales son un escaparate perfecto para mostrar qué saben hacer los candidatos, en qué son buenos, qué actividades manejan y qué ganarían las empresas si los contratasen, por ejemplo. Para ello debemos tener claro cómo publicar en redes y controlar muy bien qué transmitimos y qué se ve de nosotros. Eso sí, con transparencia y realidad, no podemos inventar nada sino mostrar lo que profesionalmente somos, aunque lo hagamos desde redes de uso más personal.

Cuida tu imagen

La imagen que transmitimos es importante y no viene definida únicamente por lo que publicamos.

Todos desarrollamos una identidad digital que viene marcada y definida tanto por lo que publicamos como por lo que compartimos y comentamos en nuestras redes sociales, por ejemplo. Pero también, lo que debemos a su vez controlar, por lo que otros indican sobre nosotros.

Una muy buena herramienta para crear esta identidad digital es un blog, por ejemplo, pero también podemos utilizar las redes para ello, teniendo en cuenta la interacción personal – profesional que esto supone.

Usa la privacidad

La privacidad que nos ofrecen las redes es una de las mejores herramientas para controlar tu imagen y esta interacción entre lo más personal y profesional.

Partiendo de la idea de que la privacidad no puede controlarlo todo (y de que la única forma segura de que no se vea un contenido que no deseamos donde no queremos que se vea es no publicarlo), debemos usar esta importante herramienta para definir quién verá según qué contenidos que publique.

En todas las redes sociales puedes marcar una privacidad por defecto (qué ocurre si no digo qu e ocurra otra cosa) pero también una privacidad concreta para cada publicación. Esto nos ayuda a hacer más visible (público, por ejemplo), lo que queremos que se vea porque tiene un aspecto más profesional y más privado (sólo amigos o incluso personas concretas) aquello que queramos proteger porque tiene un aspecto más personal.

Conjugando ambas cosas conseguiremos hacer un uso más personal y profesional, controlando qué se ve en según qué ámbitos.

Establece y haz crecer tu red

Las redes sociales son un lugar ideal para hacer crecer y construir una red que nos pueda ayudar y apoyar profesionalmente. Además, podemos saber qué personas ocupan qué puestos e incluso conocer a quienes toman las decisiones en las organizaciones.

Las redes de contactos son un punto fundamental a la hora de encontrar un puesto de trabajo o mejorar la posición en la que nos encontramos, y no me refiero a enchufismos, sino a red de contactos de calidad, a confianza y a detección de oportunidades.

Usa las herramientas adecuadas

Hay algunas herramientas que se han creado específicamente para el uso profesional como, por ejemplo, Linkedin. Debemos usar estas herramientas por las oportunidades que suponen.

Pero no podemos olvidarnos de que, otras herramientas, aunque no concebidas directamente para el tema profesional, también son importantes para el mismo como indica el 87% que corresponde a las empresas que dicen utilizar Facebook para buscar a los candidatos que están en un proceso, por encima incluso de Linkedin (69%). Otras redes que se utilizan son Twitter (41%) y en progresión creciente Instagram (33%).

Conociendo estos datos hemos de prepararnos y mirar con ojos críticos qué estamos haciendo en redes y cómo esto nos puede afectar a la hora de acceder a un empleo o una oportunidad laboral.

Controla y optimiza tus oportunidades

Conociendo todos estos datos y desde el punto de vista de la oportunidad, aprovecha estas redes ya que sabes que, sí o sí, se acabarán usando de forma profesional. Teniendo en cuenta que así es y optimizando tu presencia, podrás usarlas de forma profesional sin renunciar a su uso personal también.

Desde el punto de vista de la empresa las redes sociales y el mundo digital abre un mundo de oportunidades en muchos aspectos y, también, como no podía ser de otra forma, en el mundo de los recursos humanos. Cada vez más se usan estos medios para buscar, incluso sin ofertas abiertas, a personas que puedan cumplir un puesto o un trabajo, para encontrar talento en la red y para posicionar cada vez mejor nuestra marca también a través de las personas que forman la empresa.

Oportunidades, sí, que si no cuidamos y conocemos pueden ser amenazas y que muchas veces las vivimos así porque no entendemos por qué mi vida personal ha de afectar a que yo pueda hacer bien un determinado trabajo, por ejemplo. Esta realidad está aquí y ha venido para quedarse por lo que podemos pensar que no es justo pero eso no cambiará la realidad.

¿Estás preparad@ para convertirla en una oportunidad?

Laura Mateo Catalán es Coordinadora de Experiencia de Alumno en el Máster en Dirección y Gestión de Empresas de la Universidad de Alicante e imparte formación sobre temas relacionados con el mundo digital, empleabilidad y oportunidades y amenazas de internet y las redes sociales en nuestra realidad actual.

Foto: Rawpixel.

Todavía no hay ningun comentario. ¡Puedes ser el primero en dejarnos un comentario!

Enviar tu comentario:

Tu email no será publicado.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.